Chipper - Palermo H

Fui a comer a Chipper, el primer fish and chips de la Argentina, son los únicos aprobados por la National Federation of Fish Friers. 



Y dejando esto de lado, todo esta historia empezó por amor. Susan, irlandesa y diseñadora de interiores, y Marcelo, argentino y carpintero, trabajaban juntos haciendo un hotel en La Recoleta y al poquito tiempo de conocerse ya sentían una gran conexión, se enamoraron y se casaron. Así pasaron a otra etapa en sus vidas, Susan tenía muchas ganas de abrir un negocio-estaba entre un irish pub, pero quería salir del cliché del duende verde y las borracheras violentas, y como segunda opción, un fish and chips-, así que se embarcaron juntos en Chipper, esta vez- además de pareja- como socios, ya que los une el amor por el buen servicio y la buena comida. Después de mucho entrenamiento, de localizar proveedores, y de encontrar cocineros talentosos que los ayudaron mucho tanto en el armado de la carta como con el trato a los productos, se decidieron para abrir el 12 de Marzo de 2013 este pequeño local, con cocina a la vista, azulejos blancos, mesas de madera con manteles cuadrillé y nudos en la pared con los nombres en irlandés antiguo. Con precios accesibles, y un menú del mediodía por $75 (que no incluye fish and chips), la principal propuesta son los pescados y mariscos. Empecé con chipirones grillados- con un poquito de morrón y cebollas-, seguí con mis preferidos, que fueron las rabas y fish and chips de abadejo, cortado en bastones, con papas de doble cocción (hervidas y luego fritas) condimentado con sal y vinagre de malta que le corta con un poquito de acidez, riquísimo! Susan me cuenta, que históricamente el fish and chips es comida que uno compra en el local y de lo lleva a casa, en la cocina se le pone la sal y el vinagre de malta al pescado y las papas en la bolsa, para que fusionen los sabores y vapores en el tiempo que tarda hasta llegar a la mesa. La fritura es crocantísima y durita, y el pescado está en cocción perfecta (jugoso pero cocido). Seguí con las gambas en crema de ajo, que es una opción genial y bastante abundante para ser una entrada, y probé el mushy peas, con menta y no completamente triturado- así que podía morder algunas arbejas-, súper refrescante y sabroso. también hay opciones con pollo como las chicken wings con salsa roquefort, y hamburguesas caseras -gruesas y jugosas-. En los postres hay signos de Irlanda por todos lados, como el helado frito con salsa de bailey’s, y el Martello Tower, donde escribió James Joyce- es un postre con capas de brownie con nuez y Guinness, la cerveza, y crema de limón-. Entran 45 comenzales que si quieren ser encantados, probablemente saldrán muy contentos.

Susan me mandó fotos porque el día estaba horriblemente oscuro y lluvioso.


Parrillada para dos:





Chipirones grillados:






El abadejo con salsa tártara y fries: 







Mushy peas:
opción con y sin menta





Martello Tower:






Interior:






Susan y Marcelo




Chipper queda en: Humboldt 1893, Palermo Hollywood, Buenos Aires, Argentina
Tienen delivery y take-out  4777-6760 o 4777-8628 

0 comentarios:

Publicar un comentario

 

Instagram Photostream

Tumblr

Meet The Author

Hola! Soy Oli. Me gusta comer, viajar, y comer (entre otras cosas).